320,000 € · Ref: ES090819

Superficie útil: 128 m2

Superficie parcela: 140 m2

Dormitorios: 2

Baños: 2
Chimeneas: 1

Año de construcción: 1920

¡Nos encanta nuestro trabajo! Sobre todo, cuando descubrimos joyas como esta…

Se trata de una casita de pueblo con mucho carisma y carácter, y con una distribución maravillosa para hacer feliz a una familia.

Justo al llegar a la propiedad en una de las calles céntricas de Esporles nos recibe una amplia terraza frontal de unos 20 m2, que bien podría cercarse con un pequeño muro o una valla rústica para generar allí un precioso jardín de bienvenida, o incluso se podría estudiar la posibilidad de aparcar un coche no muy grande (o por supuesto moto o bicicletas). ¡Pero particularmente pensamos que un jardín de flores de colores sería una gran elección!

Entrando en la propiedad, nos llama la atención la luz tan especial que tiene, cálida y bastante abundante por ser casita de pueblo. La primera estancia es un saloncito con una pequeña chimenea de foja (el tubo pasa al dormitorio principal manteniendo las dos plantas calentitas en las épocas frías). Esta estancia tiene un amplio trastero que son los bajos de la escalera a la primera planta, que podría ser un aseo de cortesía. Pasamos a la segunda estancia que es el salón-comedor, amplio y con otra chimenea de obra grande y preciosa, y accedemos a la cocina. La cocina es también luminosa porque sale al jardín.

El espacio exterior es frondoso, cómodo y muy romántico, donde las cenas y encuentros de verano cobrarán un sentido maravilloso. Al fondo del jardín de unos 40 m2 hay una coladuría o cuartito cubierto y un baño completo. Antiguamente las casas de pueblo tenían los baños fuera, aunque en esta casa también se ha creado un aseo dentro de la vivienda, en la primera planta, para mayor comodidad (nosotros le agregaríamos a ese aseo un plato de ducha para facilitar no tener que salir a fuera para ello, pero eso es una obra menor).

Arriba encontramos dos domitorios, uno doble con vistas y luz del jardín principal, y el otro diríamos que triple o cuadruple, enorme, con vistas a la calle y la terracita frontal, además con el aseo en suite y un enorme trastero en forma de escalera que con una reforma podría generar el acceso a un altillo en el dormitorio, ampliando así el espacio, ya que los techos son muy muy altos.

La casa tiene un carisma muy especial, es cierto que requiere algo de renovación y modernización de algunas zonas, como los baños que son de piezas antiguas, pero está en perfecto estado estructural y es más una renovación decorativa y estética que necesaria.

Es una propiedad con mucha magia, con carácter mallorquín, muros amplios, detalles rústicos y baldosas originales de época. ¡Se nos ocurren tantas ideas para aún realzar más sus posibilidades! ¡Estaremos encantados de explicaros varias ideas e incluso de ayudaros a ponerlas en práctica con nuestros colaboradores y proveedores!

A %d blogueros les gusta esto: