En Mirant de Mar, Esporles, está la casa de tus sueños…

En Mirant de Mar, Esporles, está la casa de tus sueños…

Precio de partida: 1,260.000 € REF. ES021120

A unos 4 Km de Esporles, cerca de La Granja, encontramos una joya que quita el sentido. Una gema única, tanto por sus características, como por su situación, ya que está muy cerca de Mirant de Mar y es una zona altamente protegida (Territorio UNESCO) en la que no se puede construir, y en la que encontrar una propiedad así es algo único y muy especial. Por eso, esta propiedad, además de por sus excelentes características y personalidad, tiene un valor añadido muy importante.

Se trata de una preciosa casa de campo que mira a las montañas, que respira naturaleza en estado puro, y que comprende unos 240 m2 en una sola planta con dos terrenos de dos y tres quarteradas (aprox. 39,000 m2), un aljibe de 173 m3 y otro más pequeño, una preciosa zona de Barbacoa completa el exterior, además de dos enormes porches delante y detrás de la casa, con vigas de madera vistas. El porche delantero mide unos 60 m2, y el trasero tiene una zona de lavadero. Además, la casa, tiene un enorme pajar que abarca casi la superficie de la misma encima de la planta principal, cuyo acceso es exterior y en este momento no se utiliza ni está adecuado para uso.

Paseando por el campo de detrás de la casa, entre preciosas encinas, pinos, algarrobos y con una banda sonora de pájaros y paz, también encontramos una zona de huerto vallada, para que los animales no puedan entrar o para, precisamente, dar cobijo a algunos animalitos.

En el interior de la casa, de una sola planta, encontramos 3 dormitorios de buen tamaño (dos con cama de matrimonio y el tercero con tres camas individuales, todos con armario empotrado) y tres salas (dos de ellas con chimenea) y la otra con una preciosa bancada que envuelve a una bonita chimenea, un horno de leña y una cisterna antigua. Desde este espacio se accede a la cocina, que está amueblada y equipada a pesar de requerir renovación, y tiene puerta de acceso a la terraza exterior con un cuartito de lavandería con pila de lavado, calentador y lavadora. La casa además tiene dos baños completos, uno con bañera y el otro con ducha.

La casa necesita modernizar, renovar, y tiene enorme e infinito potencial y muy buena base sólida. Tiene carácter y personalidad, una ubicación inmejorable y la paz y calma que se percibe solamente al acceder a ella son indescriptibles.

En el exterior hay varias casitas de aperos, y una de ellas mide unos 50 m2 y está en muy buenas condiciones, de hecho, está habitada por una persona que cuidaba las tierras, la propiedad y el jardín, y que además, tiene entrada propia. Esta persona podría tener continuidad si se desea, todo se puede hablar…

La casa tiene muchas características rústicas, vigas, fachada de piedra, muros anchos, es una casa bien hecha, como se hacían antaño.

La propiedad tiene antena de TV y posibilidad de conectar wifi.

La barbacoa tiene espacio semi cubierto, y gran terraza bajo un precioso pino piñonero. Tiene estructura de hierro, leñera, y dos pilas para limpieza. Las tardes de barbacoa y sobremesa allí son perfectas, ideales, y emocionantes.

La última reforma se realizó en 1981, por lo que necesitaría modernización y actualización, pero es perfectamente habitable. El tejado de toda la propiedad es nuevo. En el 2003 se realizaron otras reformas adicionales para mejorar su confort. Se acaba de renovar la cédula de habitabilidad y todo está en perfecto orden y legalidad.

No tiene piscina, pero si que uno se puede refrescar en el aljibe pequeño. Tiene luz de red, y el agua se usa del aljibe grande de 173 m2. La cocina funciona con butano, el calentador es eléctrico.

Como únicos «contras» diríamos que: no se puede construir ni ampliar al ser zona ANEI, no se le puede hacer piscina de obra y la casa está en la pequeña carretera que va hacia Valldemossa, no es una carretera demasiado transitada y no molesta el ruido, pero hay que tener en cuenta que está cerca de ella.

Como «pros» más notables, entre otros, tiene mucha personalidad, vistas, es una propiedad única y completamente legal en esa zona, en una sola planta sin escaleras y con 5 hectáreas de tierras preciosas y dos accesos independientes. El espacio en esta casa no está aprovechado bien, se le puede sacar mucho más partido con una reforma inteligente.

¿La vamos a ver?

Historias de la Tramuntana: Banyalbufar

Historias de la Tramuntana: Banyalbufar

Ahora desde Esporles, nos dirigiremos a otro pequeño municipio que se llama Banyalbufar, pequeño pueblo situado en la costa oeste de Mallorca y que tan sólo se encuentra a quince minutos, junto a la carretera que une Pollensa con Andratx.

El nombre procede de una combinación del árabe y catalán, cuya traducción es: “Construido junto al Mar”. Antiguamente en el siglo X, toda la zona estuvo habitada por musulmanes, que se dedicaban al cultivo, utilizando para ello, una red de acueductos y que actualmente a pesar del tiempo transcurrido, aún siguen en funcionamiento.

Esta demarcación tiene una población aprox. de 500 habitantes y en ella se encuentran cuatro montañas pequeñas, siendo la “Mola de Planícia” la más alta, con unos 940 m. y “Sa Talaia” la más baja, con tan solo unos 300 m.

Tras la conquista de Mallorca por allá el año 1.229, este pueblo se cedió a dos caballeros que se llamaban: Gilabert de Cruïlles y Ramon Sa Clusa, que implantaron un régimen señorial, que se caracterizaba por tener potestad civil y criminal sobre todos los aldeanos.

Igual que sucede a lo largo de toda la costa de la isla, en los puntos más visibles se edificaron atalayas de vigilancia, con el fin de atisbar a los posibles enemigos que se acercaran. Lo mismo que torres de defensa como protección ante los temibles piratas.

De estas torres de vigilancia, nos atreveríamos a decir, que la más popular es la Torre del verger o “Torre de se ànimes” (torre de las almas), por sus maravillosas y espectaculares vistas sobre el mar.

Las playas y calas más conocidas de la zona son: Cala Banyalbufar, Port des Canonge, Es corral Fals, Son Bunyola y Sa Galera.

Entre las rutas que podremos recorrer a pie, que transcurre entre bosques y franjas rocosas, es pintoresca la que llega desde la carretera hasta la playa del “Port Des Canonge”. Es un trayecto frecuentado a menudo por senderistas y un poco complicado de recorrer, debido a sus numerosas pendientes y formaciones abruptas. Al llegar al puerto, veremos las casetas de los pescadores que actualmente, aún se mantienen en uso. Antiguamente a este camino se le conocía como “Camí des Carabineros” (Camino de los carabineros), aunque en la actualidad se le conoce como “Sa Volta des General” (La vuelta del General), debido a que antes había allí una propiedad, que pertenecía a un antiguo militar.

Esta zona se caracteriza por sus lluvias en cualquier época de año, aunque las más abundantes suelen recogerse en el mes de octubre. La mayor tempestad de la que se tiene noticia fue en 1.975.

Anteriormente esta región estuvo dedicada a la ganadería, pesca y agricultura, donde destacó por la producción de tomates de ramillete (tomates autóctonos que se hilan y se cuelgan para favorecer su larga duración).

Antiguamente esta comarca parecía un gran viñedo con unas 2.000 viñas y se especializaba en la elaboración de un legendario vino seco blanco llamado “Malvasía”, que según parece era el preferido por el mismo Rey de Aragón y que hace años casi desapareció, pero que ahora gracias a los viticultores, modernos, se ha vuelto a elaborar con éxito. Es aconsejable visitar alguna de sus bodegas regionales, como la Bodega-Bar “Son Vives”, cuya producción de sus caldos, se realiza en terrazas situadas en las laderas o el “Celler Can Pico” que es una bodega más pequeña y representativa de la isla.

Os dejamos información técnica del Malvasía: Ficha Técnica Malvasia Banyalbufar

En el centro del pueblo encontraremos una cascada y también la posesión de “La Baronía” y el Café “Bellavista”, que se llama así, debido a las hermosas vistas que se pueden contemplar desde su terraza. ¡Las puestas de sol son una maravilla desde allí!

A lo largo de este territorio se puede elegir entre una gran variedad de hoteles de pequeño tamaño, hoteles boutique (tan de moda en estos tiempos), rurales, divertidos albergues y hostales.

Como por ejemplo: “Hotel Baronía”, situado en un antiguo palacio, Hotel Sa Coma,  Hotel Mar i Vent, Hotel Son Borguny, Hotel Rural Ca Madó Paula y el Hostal Rural C’an Busquets.

En cuanto a restaurantes, tenemos varias y buenas opciones para escoger, como “El restaurante 1661” (Cuina de Banyalbufar), que es altamente aconsejable, fundado por una familia alemana y que muchos consideran como uno de los más destacados y con una exquisita cocina. Asimismo, el “Restaurante Son Tomás”, al que se le otorgó de la guía Michelín, la distinción “Bib Gourmand”’ por su oferta en cuanto a calidad-precio. Otros como Ca’ Paco, Es Batle negre

Realmente se trata de una comunidad no muy grande en cuanto a residentes fijos, pero con gran afluencia de visitantes, llevados hasta allí por sus pintorescos rincones escondidos y sorprendentes vistas.

El senderismo y ciclismo son unas de las actividades más populares de la zona. Existe una ruta muy bien señalada y que va desde el pueblo hasta el puerto.

Con el buen tiempo no sólo es recomendable esta región para realizar deportes al aire libre, sino también es ideal para refrescarse en alguna de las numerosas playas de arena, gravilla e incluso de rocas, para todos aquellos a los que no les gusta demasiado ensuciarse.

Cada año a principios del mes de septiembre, se celebran las fiestas locales de la Natividad de Nuestra Señora, que promueve una semana llena de verbenas y acontecimientos. Pero además, Banyalbufar ha conseguido poner de moda el festival de Jazz Banyalbujazz, que cada año acontece en Julio/Agosto y llena el pueblo de música y actividades entorno a la música jazz y a los grandes de este sector. Es precioso y es un evento indiscutiblemente único.

Esta comunidad vive bastante alejada de inestabilidad política y es un lugar ideal para que uno pueda instalarse, tanto si decide adquirir una vivienda habitual, como si únicamente desea tener un alojamiento vacacional. Es una localización perfecta para artistas, bohemios y personas que desean la calidad de vida y la tranquilidad. Banyalbufar cuenta con ayuntamiento propio: click

Artículo redactado por Maggy Barceló y algunas imágenes de Pep Bonet, colaboradores

La Sierra de #Mallorca, #esporlascasas y #esporlas montañas…… ¡Es por la Sierra de Tramuntana!

La Sierra de #Mallorca, #esporlascasas y #esporlas montañas…… ¡Es por la Sierra de Tramuntana!

INTRODUCCIÓN

Muchos hemos oído hablar de la Sierra de Tramontana o Tramuntana en Mallorca, pero … ¿Como es? ¿Qué extensión comprende? ¿Y cuáles son sus particularidades?

Vamos a descubrirlo juntos, realizando un bonito viaje en el tiempo…

La Sierra de Tramontana es el principal macizo de las Baleares y su nombre procede del viento que sopla en la región y cuya traducción en castellano es: “Mas allá de las montañas”.

El clima mediterráneo se caracteriza por ser un clima suave de temperaturas moderadas. En verano, son un poco más altas y pueden alcanzar unas medias anuales entre los 16 y 18ºC.

Este paisaje de legado cultural está situado en las abruptas laderas de una cadena montañosa, paralela a la costa noroccidental de la isla de Mallorca. Extensión en origen con pocos recursos de agua y que actualmente, muestra una red acoplada de mecanismos interconectados para la gestión de agua, en los que se engloban molinos hidráulicos, que han transformado el terreno entre las distintas propiedades de origen ancestral. El paisaje está compuesto por cultivos en terraza (sistema de recogida y distribución del agua para siembras en pendientes escarpadas) así como también, por edificaciones características de la zona, de casas construidas con la técnica de piedra en seco (piedra sin argamasa/cemento), los bancales o marjades, caminos de carro y todo ello a menudo, bordeado por las numerosas canalizaciones.

La componen 21 municipios, con una extensión de unos 90 km. de largo y está formada por numerosos escarpados acantilados, gargantas, preciosas calas, verdes valles, montañas, numerosos peñascos, todo ello con diferentes alturas, que van desde el nivel del mar hasta los picos más altos (Puig Mayor) (1.436 m.) y el Puig de Masanella (1.365 m).

Este macizo posee abundantes cuevas, como la más destacada, que es la “Cova de Sa Campana” (305 m). También hay profundos cañones, siendo el de “Sa Fosca» el más famoso por su dificultad y que sale del embalse del “Gorg Blau” en dirección al “Torrente De Lluc”, donde se unen formando el conocido “Torrent De Pareis”, compuesto por unas paredes verticales de hasta 300 m. y que es uno de los sitios preferidos por los excursionistas, senderistas y deportes de riesgo.

Algunas de las cimas más importantes son:

Sierra de Alfabia, Puig Major y Puig de Massanella,Puig de Galatzó, L’Ofre, Sierra de Son Torrella, Puig Tomir, Penyal des Migdia, Puig d’en Galileu

Otras montañas de menor altura:

Sa Comuna, Puig des Moro, Sa Figuera, Pujol d’en Banya.

Accidentes geográficos destacados:

Barranc de Biniaraix, Torrent del Filiat, Torrent de Mortitx, Torrent des Lli, Coma de n’Arbona.

A lo largo de su terreno, también se hallan los tres grandes embalses:

El Cúber, Gorg Blau y el tercero que es militar y de menor tamaño, solo para uso exclusivo de la base del “Puig Mayor”. Basándonos en la geología, se podría considerar la sierra de Tramontana, como una prolongación de la cordillera Bética y forma parte del término municipal de los municipios siguientes:

Esporles, Puigpunyent, Estellencs, Bayalbufar, Valldemosa, Deiá, Soller, Fornalutx, Escorca, Santa María del Camí, Inca, Lloseta, Campanet, Selva, Pollensa, Mancor de la Vall, Alaró, Bunyola, Caimari, Andratx, Calvia.

Como observareis muchos pueblos tienen nombres de procedencia islámica, debido a su historia y gran legado árabe.

La población total de la Sierra de Tramontana es de 114.646 habitantes.

Como las otras comarcas de la isla, no tienen reconocimiento oficial. Su capital comarcal actual se considera que es Sóller.

Las primeras evidencias de presencia humana datan de unos cinco mil años atrás.

Después los siguientes pobladores, dejaron huellas de su paso en forma de diversos vestigios históricos, tales como talayots, torres, monasterios, iglesias, posesiones y también, algún que otro palacio.

Encontraremos restos de tres tipos de fortificaciones diferentes: romanas, musulmanas y cristianas.

Los paisajes montañosos y bordeados de mar son tan impresionantes, que ya hechizaron desde antiguo a muchos pintores, los cuales intentaron capturar y plasmar en sus telas, los diferentes cambios de luz que se producen sobre sus sorprendentes paisajes, sobre todo durante la aurora o en el crepúsculo.

Desde tiempos atrás, el cultivo del olivo y la vid, consiguieron que floreciera la agricultura y al mismo tiempo también, la explotación de los recursos naturales, ayudo a la conservación del hábitat y la flora. Las oliveras, madroños, encinas, almendros, genistas o arces son algunas especies que predominan.

En cuanto a la fauna, se han logrado preservar muchas especies endémicas, tal como el Buitre Negro (Voltor), que es el ave rapaz más autóctona de la isla. Asimismo, destacan también, otros animales como comadrejas, erizos, liebres, ginetas y una gran variedad de sapos.

Debido a su alto porcentaje en riqueza, inmenso legado de tradiciones, leyendas, artesanía, espectacular gastronomía y la diversidad de tesoros que a menudo están expuestos a olvidarse o desaparecer en el tiempo y que son imprescindibles para preservar nuestra herencia y la historia de todos nuestros antepasados, el Consell de Mallorca impulsó el ambiciosos plan, de inscribir esta sierra en la categoría “Paisaje Cultural Del Patrimonio Mundial de la Unesco”, aunque como medio previo exigido, para garantizar la supervivencia del lugar, tuvo previamente que proceder a crear, un plan de gestión y garantía, con el fin de poder conseguir, la participación y cooperación de diversas entidades importantes, culturales y sociales de la isla.

Aunque esta entidad (UNESCO), es la que tiene la última palabra en la concesión de estos títulos y por tanto la encargada de emitir veredicto, anteriormente las solicitudes son examinadas por dos organismos diferentes:

-Uno es el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), que emite un dictamen sobre los sitios culturales

– El otro es, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que se ocupa de formular juicio, sobre los bienes naturales. Estos órganos publican sus informes, positivos o negativos, a la entrada en la lista, entregándolos posteriormente, al Comité del Patrimonio Mundial.

La aprobación y resultado favorable final, se consiguió en junio del 2.011, pasando desde entonces a denominarse “La Sierra de Tramontana”, como “Patrimonio Mundial de la Unesco”, en la categoría de “Paisaje Cultural”.

Artículos de «Historias de la Tramuntana» redactados por Maggy Barceló, colaboradora.